Biopsia testicular

Fotos
Biopsia testicular
Tipo
Técnicas y tratamientos

Consiste en realizar una biopsia a nivel de testículo. Normalmente se realiza para encontrar la causa de infertilidad masculina cuando existe una analítica seminal anormal y otros estudios no han podido determinar la causa. En algunos casos los espermatozoides extraídos de la biopsia se pueden utilizar para realizar una fecundación in vitro. La biopsia testicular también puede realizarse en caso de sospecha de tumor, y se extraerá una muestra del tejido para su análisis posterior.

Biopsia abierta:

Previa desinfección de la zona y tras aplicar anestesia local, se hace una pequeña incisión a través de la piel y se extrae la muestra de tejido testicular. Se cerrará la herida en el testículo mediante un punto de sutura y se dará otro punto para cerrar la incisión en la piel.

Biopsia por punción:

Previa desinfección de la zona y tras aplicar anestesia local, se toma una muestra del testículo utilizando una aguja especial que no requiere una incisión en la piel. Posteriormente no hace falta realizar ninguna sutura.

Azoospermia y reproducción asistida

La infertilidad masculina representa el 40% de los casos de esterilidad que acuden a un centro de reproducción asistida como URE Centro Gutenberg. Y, de estos casos, un 15% presentan una azoospermia.

La azoospermia es una alteración del semen que se caracteriza por la ausencia total de espermatozoides en el eyaculado. Esta ausencia puede deberse a que los testículos no los secreten (azoospermia secretora), o a que los produzcan pero no puedan salir debido a una obstrucción (azoospermia obstructiva).