Los riesgos y los beneficios de la inseminación artificial

Esto es lo que tienes que saber antes de someterte a un tratamiento de inseminación artificial.
Los riesgos y los beneficios de la inseminación artificial

La inseminación artificial es una de las opciones disponibles para las mujeres que tienen problemas para concebir de forma natural, ya sea con su pareja o que quieren tener un hijo solteras. Para muchas, la inseminación artificial es uno de los primeros métodos de tratamiento utilizados cuando se dan cuenta de que no pueden quedar embarazadas de forma natural.

Y mientras que la inseminación artificial es una técnica segura y razonablemente eficaz de concepción, hay ciertos riesgos y beneficios que te conviene conocer antes de hacerlo.

Beneficios de la inseminación artificial

  • La mayor ventaja es estadística: en una misma mujer de 30 años, la tasa de embarazo aumenta en un 50-60%.
  • La inseminación artificial es el primer paso en el tratamiento de la infertilidad. Es el menos invasivo y es más barato que otros tratamientos, como la fertilización in vitro.
  • Las parejas con infertilidad inexplicada tienen una mejor tasa de éxito con la inseminación artificial que con sólo el uso de medicamentos para la fertilidad.
  • Los hombres con problemas de fertilidad tienen una mejor oportunidad de fecundar a su pareja a través de la inseminación artificial.
  • No es doloroso ni causa molestias; la mayoría dice que se siente como una prueba de Papanicolaou.

Riesgos de la inseminación artificial

  • Si bien muchos sistemas de salud cubren los gastos de la inseminación artificial, si tienes que pagarlo de tu bolsillo puede ser prohibitivo, especialmente porque la concepción no está garantizada.
  • Los efectos secundarios de los inyectables para la fertilidad pueden ser desagradables.
  • El riesgo de un embarazo múltiple se incrementa, piensa que puedes tener desde gemelos hasta quintillizos.
  • Como la inseminación artificial requiere que tu pareja se masturbe en un recipiente en el consultorio del médico, ambos tendrán que estar disponibles en el momento exacto de la ovulación.

Conociendo los riesgos y los beneficios de la inseminación artificial, podrás evaluar mejor si es la opción adecuada para ti, aunque como siempre lo mejor es asesorarte con tu ginecólogo y con un especialista en fertilidad.

más noticias