Sant Joan de Déu logra que una mujer sin ovarios quede embarazada.

El servicio de ginecología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha conseguido que, por primera vez en todo el mundo, quede embarazada una mujer sin los dos ovarios.
Sant Joan de Déu logra que una mujer sin ovarios quede embarazada.

El servicio de ginecología del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha conseguido que, por primera vez en todo el mundo, quede embarazada una mujer sin los dos ovarios.
La paciente, que ahora tiene 31 años, tuvo dos tumores benignos en los ovarios cuando tenía 20 años que obligaron a extirparle los dos órganos. Antes de proceder a esta extirpación, y en previsión de que en el futuro la paciente quisiera ser madre, los médicos guardaron tejido ovárico en el Banc de Sang i Teixits de Catalunya.

El doctor Justo Callejo, en la rueda de prensa que ha concedido en Sant Joan de Déu. JOAN PUIG

Pasados 10 años, y cuando la joven expresó su deseo de ser madre, los médicos intentaron la gestación, que se ha conseguido. La paciente será madre el próximo mes de agosto. Este embarazo presenta los mismos riesgos que los que afronta cualquier mujer, según han explicado este viernes los médicos.

Este logro médico es especialmente importante porque se trata de la primera vez en todo el mundo que se consigue que una mujer sin los dos ovarios quede embarazada. Hasta ahora se habían conseguido gestaciones en mujeres que conservaban un ovario.

La técnica utilizada de crioconservación de tejido ovárico es útil para cualquier mujer que antes de someterse a un tratamiento de quimioterapia para tratar un cáncer prevea que querrá ser madre en el futuro y pida que los médicos conserven una muestra de tejido ovárico, según ha explicado el doctor Justo Callejo en la rueda de prensa del servicio de ginecologia y obstetricía  de Sant Joan de Déu.