Un rayo de esperanza para la familia José Cobos

El padre se sometió ayer con éxito a una biopsia testicular previa a la fecundación in vitro
Un rayo de esperanza para la familia José Cobos

La probabilidad de lograr un embrión compatible y el embarazo es de una entre sesenta

La familia Cobos Medina inició ayer el camino a la esperanza para la curación de su hijo José, que padece una aplasia medular. José, el padre, se sometió ayer a una biopsia testicular previa a la fecundación in vitro, ya que hace unos años se sometió a una vasectomía. «Esta es la prueba principal y nos han dicho que hay cantidad suficiente de espermatozoides», comentaba su esposa esperanzada.

«A nuestro hijo le gusta mucho jugar al fútbol, la bicicleta, el motocross y no puede hacer nada de esto por la enfermedad», añade la mujer, ya que la aplasia le impide producir las células sanguíneas defensivas para proteger su organismo y le incapacita para grandes esfuerzos.

Una vez realizada la biopsia testicular, la Comisión Nacional de Reproducción Asistida deberá autorizar el tratamiento y una vez cuenten con él, se hará la fecundación in vitro para conseguir los embriones y de ahí se podrá estudiar aquellos que puedan ser histocompatibles.

Francisco Martínez, responsable del laboratorio de embriología de Clínica Rincón, que ha financiado el tratamiento, señaló que «es una carrera de obstáculos, de varias fases. Una vez generados los embriones por fecundación in vitro, estudiaremos las células al tercer día de desarrollo para conocer el grado de compatibilidad».

Las probabilidades son bajas, «una entre 60, porque no todos son compatibles ni todas las mujeres por in vitro consiguen la gestación, pero hay que intentarlo», comentó Francisco Martínez.