Una mujer quedó embarazada de dos pares de gemelas idénticas en su último intento con la Fecundación In Vitro

Algunas personas creen que tener un hijo es intentarlo una vez y ya está. Pero la realidad no podría estar más alejada para muchas parejas que diario buscan, intentan y lloran al tratar de embarazarse y no lograrlo. Solo quien ha pasado por este largo y difícil proceso sabe lo que se siente al saber que por fin su bebé está en camino.
Una mujer quedó embarazada de dos pares de gemelas idénticas en su último intento con la Fecundación In Vitro

Algunos deciden tener un solo hijo debido a lo largos y costosos que pueden llegar a ser los procesos de fecundación, mientras que otros eligen que quieren tener un segundo bebé, para que su hijo tenga un compañero. Este último fue el caso de Carla y Paul Crozier, una pareja de Reino Unido y padres de una niña llamada Darcie, de 4 años y a la que deseaban darle un hermanito. Se llevaron una increíble sorpresa cuando descubrieron que no solo esperaban un bebé, sino cuatro.

Para Carla y Paul este ya era el último intento en tratar de tener otro bebé que acompañara a Darcie. Tener un bebé de manera natural nunca había sido posible para ellos. Habían tardado cinco años intentando que Carla quedara embarazada, hasta que se sometió a una fertilización in vitro y así tuvieron a Darcie en 2013.

Dos años después, intentaron nuevamente tener un bebé y utilizaron sus ahorros personales para pagar tratamientos de fecundación in vitro. Carla quedó embarazada en enero pero perdió al bebé a las cinco semanas. Habiéndose gastado todo su dinero, pidieron prestado a amigos para volver a intentarlo y quedó embarazada nuevamente en septiembre. Todo parecía marchar bien, hasta que fueron a realizarse un ultrasonido en las ocho semanas del embarazo y descubrieron que no había latido.

"Esta vez tuvieron que extraerme el tejido. Fue horrible. Una vez que pasó me derrumbé", declara Carla en entrevista para Mirror. "No sé cómo logramos pasar por esos tiempos tan difíciles. Fue muy duro. Había soñado por mucho tiempo a esos bebés que perdí. Incluso comencé a tener resentimiendo de otras mujeres que veía embarazadas sin haberlo planeado. Simplemente no me parecía justo".

Después de esta amarga experiencia, pasó un año para que pudieran sentirse fuertes de nuevo y decidieron que lo intentarían una última vez, ya que su deseo de tener otro bebé seguía presente. Debido a que ya no tenían dinero, volvieron a pedir otro préstamo pero además hicieron cambios en su estilo de vida. Comenzaron a comer más saludable, dejaron de beber alcochol y comenzaron a ir al gimnasio cinco veces por semana, logrando bajar de peso ambos.

Y por fin, en septiembre del año pasado, una prueba dio positivo y Carla estaba nuevamente embarazada. Habiendo pasado por las experiencias anteriores, sabían que debían ser muy pacientes. Cuando fueron a realizarse un primer sonograma, se sorprendieron al darse cuenta que había no solo uno, sino tres latidos. Pero cuando volvieron para la revisión a los 12 semanas de embarazo, se dieron cuenta que había otro bebé y en total eran cuatro.

Carla y Paul no podían creerlo y estaban increíblemente emocionados. Pero los doctores les advirtieron que era muy arriesgado que tuvieran a los cuatrillizos y les sugirieron hacer una "reducción selectiva" para que solo quedaran dos bebés. Pero ellos se negaron y decidieron continuar el embarazo con los cuatro bebés.

El embarazo de Carla es además, muy particular, pues espera dos pares de gemelas idénticas, que de acuerdo con los doctores, solo tiene posibilidad de suceder una vez en 70 millones. Ahora Carla tiene cinco meses de embarazo y se sabe que sus bebés son dos pares de gemelas idénticas.

"Es increíble que esto nos haya pasado después de todo lo que batallamos para tener un solo bebé", comenta Carla. Su esposo Paul, también está sorprendido de la situación: "Yo hubiera sido feliz con solo dos hijos, ahora no puedo creer que vamos a tener cinco. Estoy muy emocionado, pero estaré más feliz aún cuando ya estén seguras con nosotros y comience el caos".

La familia de Carla y Paul creó una página para que las personas puedan apoyarlos donando dinero, pues además de los gastos del tratamiento de fertilidad, pronto vendrán muchos más para el cuidado de las bebés cuando nazcan.